Las especialidades en Redes Sociales: Community Manager , Social Media Strategist y Social Media Analyst.

Según la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online, AERCO, un Community Manager es “aquella persona encargada/responsable de sostener, acrecentar y, en cierta forma, defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, gracias al conocimiento de las necesidades y los planteamientos estratégicos de la organización y los intereses de los clientes. Conoce los objetivos y actúa en consecuencia para conseguirlos […] Es aquella persona que preserva la identidad digital de la compañía.”

Si bien en muchas empresas (tanto grandes como pymes) los puestos de Community Manager y Social Media Strategist se encuentran unidos en una misma figura profesional por cuestiones de presupuesto o de desconocimiento de dichos conceptos por parte de la dirección de la compañía, se trata de dos especialidades diferentes y con distintas funciones.

En una primera aproximación a una definición adecuada, podríamos decir que el Community Manager, como ejecutor, se encargaría de llevar a cabo las estrategias propuestas por el Social Media Strategist, que sería el encargado de ir redefiniendo dichas acciones a poner en práctica en función del continuo análisis y monitorización de resultados.

En un grado de diferenciación mayor dentro de lo que podría ser el departamento de marketing digital o incluso de social media de una empresa, podríamos también encontrar la figura del Social Media Analyst, encargado de planificar los distintos medios (sociales) en los que la acción de la compañía tendrá que estar presente, desde un profundo conocimiento de su funcionamiento y sus posibilidades.

En definitiva, los conocimientos básicos de los tres perfiles serán similares, siendo el matiz la especialización en las distintas funciones del marketing digital. Cabe esperar, de cara a un futuro próximo y como resultado de la creciente oferta formativa en el sector, una mayor adecuación de dichos perfiles a las necesidades de cada compañía. Hasta entonces, debemos seguir formando y evangelizando a las empresas en un medio, la red, en el que resulta imprescindible estar presente. “Aunque tú no estés, seguro que alguien está hablando de ti”: ¿Prefieres que lo hagan a tus espaldas?

Entrada modificada a partir de la originalmente publicada por Rubén Vázquez en El Trabajador 2.0.

Aunque ya queda poco para que se termine, he tenido la grandísima suerte de cursar el Máster Community Manager de CEDECO Centro de formación. El concepto ‘aprendizaje’ se queda muy corto para describir la profundidad de un temario ambicioso pero muy completo en todo lo que rodea a la situación actual del marketing digital. Un 10 para el centro, para el máster y sus contenidos, para los profesores, y por supuesto para mis compañeros.

Rubén Vázquez.

El Community Manager y las ofertas de empleo

“Community Manager”, la profesión del futuro presente. Todos quieren un community manager entre sus filas y todos quieren ser community managers de mayores pero, ¿tenemos claro qué es un Community Manager? En la web de AERCO, la Asociación Española de Responsables de Comunidad encontramos una buena aproximación a la definición de Community Manager.

Son muchos los puestos anunciados como “Community Manager” que podemos encontrar entre las ofertas de empleo de portales online dedicados a esto. Pero, ¿conocen las empresas los requisitos que debe cumplir un candidato? ¿Saben lo que significa dicho puesto y qué se le puede exigir a un CM? En los casos de menor gravedad, las figuras del Community Manager y el Social Media Manager/Strategist se unen en un solo empleado, cosa que deja de ser grave si el empleado tiene formación en ambas disciplinas, si se trata de una empresa pequeña o si el candidato tiene cierta tendencia a los super poderes. También es común el hecho de que el CM de una empresa tenga un puesto de becario o un “contrato en prácticas”. Bendita lengua y sus eufemismos.

Esto, en la teoría, queda muy bien decirlo y que todos lo tengamos presente, pero la realidad puede ser aún peor. La figura del Community Manager es muy nueva en el mercado laboral, y debido a ello, estamos en un momento de falta de información muy importante. Si navegamos por los portales de empleo, y sin tener que esforzarnos mucho, enseguida podemos encontrar varios ejemplos de lo que es y lo que no es un CM (omito nombres de empresas, que tampoco quiero que sea esto un suicidio profesional desde antes de entrar al mercado del 2.0):

1. Un CM no es por definición un SEO:

Posicionamiento, altas en buscadores...
Funciones que no corresponden

En este caso no encontramos nada fuera de lo común en cuanto a los requisitos, pero sí en las funciones del puesto: Solicitan el desarrollo de estrategias de posicionamiento, altas en buscadores, etc., funciones que corresponderían a un SEO (Search Engine Optimizer). También inciden en la realización de banners interactivos, función que debería corresponder al departamento encargado del diseño de elementos web o similar. En principio, un CM puede, pero no tiene por qué tener las habilidades de un SEO ni saber diseñar banners.

2. Un CM no tiene por qué ser un experto en marketing

Tanto interrogante va a ser por algo...
Funciones de marketing

“Desarrollo de estrategias de comunicación”. En principio, el CM de una empresa seguirá y pondrá en práctica las estrategias de comunicación que hayan sido desarrolladas por el departamento de marketing. Otra cosa será que no exista tal departamento, y lo que quiera la empresa sea un encargado del marketing que además desarrolle las funciones del CM. En esta ocasión, lo mal planteado sería el nombre del puesto ofertado. La opción correcta para este puesto sería la que vemos en el siguiente ejemplo.

3. Así sí, “Responsable de marketing online”

Eso sí, que hable idiomas
Responsable de marketing online

En este caso, queda claro que la empresa quiere un Community Manager, pero deja ver ya desde el nombre de la oferta que el cargo sería doble, incluyendo la figura de Responsable de Marketing on line. Si no estoy tan de acuerdo con que se fusionen las dos figuras, podría ser una solución perfecta para las PYMES o cualquier empresa de poca inversión en online. El hecho de que soliciten varios idiomas es algo que encontramos con frecuencia en este tipo de ofertas. Internet es plurilingüe y habrá proyectos concretos que necesiten que sepamos expresarnos en lenguas diferentes, hay que ponerse las pilas.

4. Mi favorita, para el final: El CM becario

"...y si además haces el pino-puente mientras, te premiaremos con una palmadita en la espalda de vez en cuando"

Indescriptible

¿Qué decir acerca de esto? Lo primero, las funciones. Quieren un becario experto en marketing, que también controle de SEO… Quieren que hable tres idiomas (por pedir que no sea…), que trabaje nueve horas diarias, todo por 150 euretes mensuales, ¡y que además esté motivadísimo y le encante su trabajo! Eso sí, alojado en un cuatro estrellas con pensión completa (“pon que es un apartamento compartido, pero que no se note mucho”). Haciendo un cálculo rápido, estos señores te pagan la hora a poco más de un euro. Eso sí, fines de semana libres para gastártelos.

En ocasiones se puede tratar de falta de información, en otras, de un morro infinito. El Community Manager puede hacer y hará mucho por tu empresa, pero tenemos que empezar a informarnos y a entender qué es un CM antes de esperar que cualquier becario mal pagado nos salve de la crisis a través de Facebook o Twitter.

Feliz ocho de marzo a todas.
Rubén Vázquez.